Translate

sábado, 23 de enero de 2010

Llanto por Haití

Con este poema de Federico García Lorca, que es el quinto de los que dedicó a Jorge Zalamea en Poema de la Soleá (II de Poema del Cante Jondo, 1921), quiero rendir homenaje a las víctimas del terremoto de Haití.


¡AY!

El grito deja en el viento
una sombre de ciprés.

(Dejadme en este campo
llorando.)

Todo se ha roto en el mundo.
No queda más tiempo que el silencio.

(Dejadme en este campo
llorando.)

El horizonte sin luz
está mordido de hogueras.

(Ya os he dicho que me dejéis
en este campo
llorando.)

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada