sábado, 25 de julio de 2015

LEER en verano




        Quizás cabría preguntarse si se lee más en verano que en invierno, sobre todo ahora que se tiende a contabilizar todo y a hacer estudios y encuestas sobre cualquier cosa.
La respuesta quizás diera con algunas claves sobre el hecho de leer, porque casi siempre, cuando se pregunta a alguien si lee, responde que solo cuando tiene tiempo.
Los lectores "roban" el tiempo a la lectura, tal y como apunta Pennac en su reflexión "Como una novela". Es algo que me parece también haberle oído a Manguel y que cualquiera que lee habitualmente ejerce como derecho propio.
Leemos en el autobús, en el metro, de día, de noche, en la peluquería, en la sala de espera del médico...

   Leer nos adentra en otros mundos y nos explica el nuestro. Creo que en realidad se lo explica a nuestro subconsciente, porque no racionalizamos siempre y en el momento lo que leemos. Sin embargo, ahí queda, y responde a preguntas que se plantean en situaciones que vivimos. 

   Bloom dice que "leemos para saber que no estamos solos". Es otra realidad. La lectura nos acompaña y nos hace partícipes de un mundo imaginario que se convierte para el lector en algo vivo y real. Y va más allá: " La invención literaria es alteridad, y por eso alivia la soledad". 

   Puede constatarse que cada lectura devuelve una imagen de la realidad, como si la viéramos o nos viéramos en un espejo. Y cuando nos miramos en un espejo, podemos mejorar nuestra imagen, es cuando nos arreglamos para presentarnos ante los demás. Con la lectura nos miramos en un espejo que devuelve una imagen de nuestro interior, que también se puede mejorar y modificar, lo cual nos hará sentir mejor.

   Es evidente que la lectura  evade de la realidad e inevitablemente relaja al distraernos de lo cotidiano. A su vez, leer nos descubre otros mundos con tal fuerza, que explica el nuestro y en ocasiones, en muchas, minimiza la propia realidad. En cada libro hay una terapia escondida, silenciosa, imperceptible.

   Leer crea adicción, aunque en este caso no es recomendable hacer terapia para evitarla. Ser adicto a la lectura y desde edades tempranas, ayuda a comprender nuestro propio mundo y el que nos rodea, que no es poco. Leer abre puertas y ventanas por las que entra aire a raudales. Leer, sea en verano o en invierno, en el metro o en la playa, evade y entretiene y mejora en general el estado de ánimo. Hay una lectura para cada situación anímica, como hay una lectura para cada edad o lecturas que se pueden hacer a cualquier edad porque siempre son nuevas. Esta es la grandeza del Arte y desde luego, de la Literatura. 

"Amar la lectura es trocar horas de hastío por horas deliciosas.
Nunca tuve una tristeza que una hora de lectura no haya conseguido disipar"
                                                                                                 (Montesquieu)



¡Felices lecturas estivales!

domingo, 21 de junio de 2015

Primeros lectores (Verano 2015)


Amistades secretas, de Agustín Fernández Paz, Ilustraciones de Marta Altés, Brcelona: Edebé, 2015

Con su habitual habilidad literaria, Agustín Fernández Paz, narra una entretenida historia familiar y de amistad. Los protagonistas son una familia de ratones, en concreto la ratita, que entabla amistad con Beatriz, que es la niña  que da la réplica a las aventuras ratoniles.







Rino detective (!Quiero a mi Pacooo!), de Pilar Lozano y Alejandro Rodríguez, con ilustraciones de Claudia Ranucci, Barcelona: Edebé, 2015


Es una historia  que gira en torno al tema de la amistad.  El detective Rino queda desconsolado cuando secuestran a su ayudante, Paco, un parlanchín loro, al que los secuestradores quieren cambiar por el Manual de detectives para animales. La historia está bien llevada y con sentido del humor.










La bruja dragón, de Blanca Álvarez, Ilustraciones de Subi, Madrid: Bruño, 2015

Esta historia habla de las pesadillas y el miedo que provoca retraimiento y pérdida de lenguaje. Es una historia familiar en la que la hermana mayor (9 años) contribuye activamente a la resolución del conflicto del protagonista (6 años).

sábado, 6 de junio de 2015

CUENTOS DEL PICOGORDO



       La editorial Cuentos del Picogordo, con sede en Quintanar de la Orden (Toledo) publica unos innovadores libros que introducen al lector en la apreciación de formas complejas, el lenguaje visual, la expresión plástica y el arte gráfico.
El diseño de los libros es innovador, son cuadrados, se abre la cubierta que envuelve el contenido de hojas sueltas, manipulable cien por cien.


Estos libros están coloreados a mano por los alumnos del taller ocupacional de la Asociación Prodisminuidos de Quintanar de la Orden, dentro de unos programas formativos destinados a favorecer la habilitación profesional e inserción laboral de los alumnos.  Son ediciones bilingües, español-inglés, que pueden dar mucho juego en casa, en la biblioteca y en las aulas. Los lectores podrán reorganizar la historia, una vez leída , lo que favorecerá su comprensión.

Agradezco a la editorial el envío de los libros, tanto el de David en la espiral, que trata el tema del miedo paralizante, texto de Antia Edras e ilustraciones de Iván Redrueño, con traducción al inglés de Lawrence Schimel, coloreado por Pepe Escudero (2013) , como de Una tarde de tormenta, texto de Georgette Ménard, con ilustraciones de Antón Grifá, traducción al español de Alicia Moreno y traducción al inglés de Lawrence Schimel, coloreado por M.F.G. (2013).
Este texto tiene tres historias que se entrelazan, la del gorrión , la del gato de los Ponchet y la de Eloise, que salva al gorrión. Es un interesante texto que habla del instinto y del sentimiento.

Es un placer tener en la mano libros elaborados con gusto exquisito. 
¡Enhorabuena! Son libros que merecen la pena.


jueves, 7 de mayo de 2015

Nueva traducción




   Traducir es una tarea que siempre me proporciona una tremenda satisfacción, por lo que supone de búsqueda del lenguaje, de la palabra exacta, del sentido de las frases y sobre todo,  de la voz narrativa que debe sonar en nuestra lengua, del mismo modo que en la original.
   Traducir supone no sólo buscar, sino leer, releer y reflexionar. Traducir te sumerge en un mundo creado por otro autor, pero que te convierte a ti en autor, lo cual es todo un privilegio.
Dicen que los traductores somos aquellos que quisimos ser escritores y no lo logramos. Quizás, aunque muchos escritores profesionales también traducen de vez en cuando.
 No se llega al mundo de la traducción por decepción, sino con ilusión. A un traductor le gusta en primer lugar leer y en segundo ejercer su consecuencia: escribir.
   Traducir es reescribir. No es cambiar una palabra por otra, para lo cual bastaría hacer uso de la tecnología. Traducir supone conocer de antemano otros mundos, es decir, la cultura de la lengua de la que traduce  y  la propia lengua y cultura. Traducir es emprender un viaje, es  navegar entre ambas culturas.

Hoy traigo aquí mi nueva traducción. Es una novela juvenil (+16 años).


 Es una magnífica novela policiaca cuya acción se desarrolla entre Paris, El Cairo y México D.F. 
La autora, Caroline Vemalle es además productora de televisión especializada en documentales, lo cual explica el protagonismo de la periodista que investiga el misterio y lo bien que se describe su mundo. 

   La trama gira en torno al comercio ilegal de antigüedades egipcias, que se dispara en el momento de la Revolución (2011).
Unos periodistas de la BBC que están realizando un documental y un joven egiptólogo, encuentran accidentalmente un cadáver en la pirámide de Kéops. Pero no sólo eso, sino a su mujer, que deambula como un muerto viviente.
¿Cómo han llegado hasta allí? ¿Quién y cómo desvelarán el misterio de la cámara secreta? ¿Quiénes  están implicados?  ¿Cómo enfrentarse a una red de contrabando internacional?
Estas y otras muchas cuestiones surgen en la mente del lector y lo mantienen en vilo hasta el final.

Agradezco a la editorial Bruño, la posibilidad de haber realizado un trabajo con el que sencilla y sinceramente, he disfrutado. 
Os deseo lo mismo a los lectores, que disfrutéis con esta primera parte. En Francia ya se ha publicado la segunda.

lunes, 27 de abril de 2015

Nepal en los libros




Como homenaje a las víctimas del terrible terremoto sufrido en Nepal





I See the Sun in Nepal, de Dedie King, con ilustraciones de Judith Inglese es una edición de Landabooks Ltd. (EEUU). Habla de la vida cotidiana y las tradiciones del desdichado país asiático. Es una edición bilingüe Inglés-Nepalés.
(Para lectores de 5 años)

Hay otros libros en español, en concreto la Fundación Sánchez Ruipérez, en Canal Lector, ha seleccionado 5 para edades comprendidas entre los 6 y 14 años.

http://www.canallector.com/buscador.php?key=Nepal&edad=&pais=&genero=&soporte=&temas=

En la Ed. Parnass, Lola Mariné cuenta una experiencia de voluntariado en este país en el libro titulado, Nepal, cerca de las estrellas



viernes, 24 de abril de 2015

Día del libro 2015




Qué mejor manera que celebrar el día del libro, que comentando mis últimas lecturas.

Aunque el blog inicialmente fue de Literatura Infantil, lo he ido ampliando como habréis comprobado, ya que me han pedido varias personas que comente todo tipo de libros, de ahí el subtítulo: El cocodrilo azul, (Blog de Literatura Infantil, Lectura, Lectores y Educación).
Dejo para otro día el comentario sobre obras infantiles y juveniles, aunque los buenos lectores podrían asomarse sin problemas a las obras que cito aquí, del siglo XIX y alguna del XX.

En esta entrada además me entretengo en explicar por qué he leído estos libros y no otros. A cada libro se llega por un camino y es lo que he tratado de describir brevemente, ya que estos caminos forman nuestra individual historia lectora.


DICKENS


No sé  muy bien por qué fui a para a este libro, la cuestión es que de repente me di cuenta de que no lo había leído y me apeteció. Así que me sumergí con él en el Siglo XVIII, en Londres y en París en el momento de la Revolución Francesa. Es una novela típica del XIX, con una familia burguesa por un lado y otra perteneciente a la nobleza, por otro. Como en tantas obras de la época, los unos aportan dinero y los otros "status". Los protagonistas son seres complementarios. El escenario de fondo es la Revolución; el hilo, una historia de amor. Dickens nunca defrauda, así que he quedado encantada con la lectura, preguntándome cómo no  había leído antes esta novela.
La respuesta es muy sencilla y tiene que ver con la historia de la Literatura. Las obras con las que podemos disfrutar son infinitas. El Arte, y la Literatura lo es, es inagotable y siempre se descubre algo nuevo y se encuentra una lectura para cada estado anímico y para cada ocasión.   (Recomiendo la lectura a partir de 16 años).




      DE CHIRBES A BLASCO IBÁÑEZ, 
que no al revés     
 En la orilla, de Rafael Chirbes, autor contemporáneo que me gusta mucho, sobre todo, La buena letra, cuya lectura siempre recuerdo cuando pienso en la literatura contemporánea, lo he leído para una tertulia literaria que frecuento hace nada menos que 20 años. Tengo que decir  que  sin ninguna duda, merece los premios que ha recibido, ya que el autor maneja muy bien no sólo la técnica literaria sino los espacios y tiempos en que se desenvuelven los personajes. El tema es una crítica feroz de la crisis en que nos encontramos, así que no puede ser de mayor actualidad. Sin embargo, me resultó muy duro, durísimo, deprimente diría, con lo cual invito a leerlo con mucho ánimo.
Inmediatamente me evocó a su antecesor valenciano Blasco Ibáñez, porque necesitaba saber si el duro autor decimonónico era tan duro como siempre se ha considerado, así que me lancé a  Entre naranjos.
Si bien es un autor que se estudia dentro del Realismo e incluso del Naturalismo, la novela está teñida, como muchas de la época, de Romanticismo, en el sentido más estricto de la palabra, aunque es la resolución y los lugares en que se mueven los personajes, lo que la hace realista. 
Es, al igual que la de Dickens, una  historia de amor entre un señorito  de la huerta valenciana y una cantante de ópera, algo escandaloso para la época. Sobre la base del escándalo y la crítica social, Blasco Ibáñez construye  un mundo del que la Literatura decimonónica no puede prescindir, pero en cuanto a crudeza, nada que ver con la del autor valenciano actual. 
Aquí vemos cómo una lectura nos lleva a otra y cómo podemos haber visto dureza, por ejemplo, donde ahora no la encontramos. El tiempo pasa e impone criterios en la forma de abordar los temas, que a su vez van variando, aunque giran en torno al eje, que es el ser humano. Leer cada cosa en su contexto, me parece muy importante.


THOMAS MANN


Para esta misma tertulia antes citada, también he leído Muerte en Venecia. Esta es una relectura de hacía tanto tiempo, que no he encontrado el libro antiguo y me compré esta nueva edición. Me   di cuenta de que en realidad no me acordaba de nada de la novela, porque  lo que se había apoderado de mí hacía mucho, había sido la película de Visconti. Es una joya literaria con la que he llegado a la conclusión de que Thomas Mann solo escribió joyas, supongo que todo lo demás lo tiró. Hay que felicitar al traductor, Juan José del Solar por el bellísimo juego del lenguaje, casi poético, que desborda la situación. Mann, ya en 1914, habló del fracaso de la Cultura y del Arte, necesarios para "salvar la vida", creo que es también un tema de plena actualidad.

HARPER LEE
El poder del cine es enorme, así que he leído una novela cuya película había visto, pero que no había leído. Este libro me lo recomendó una amiga que había quedado fascinada con él.  La traducción es de Baldomero Porta, quien ha cogido estupendamente la voz de la narradora- protagonista del libro, que es una niña.
Nos encontramos con una autora de una sola novela, de la que se ha anunciado la publicación de la segunda, que se escribió antes que esta. A esta autora norteamericana le ha ocurrido lo que a otros autores,  que en un solo texto, dicen todo lo que tienen que decir.
El tema que se destaca en el cine es el del racismo, pero la novela va más allá. Habla del miedo, de la imaginación, de la amistad y del cariño. También de las relaciones que se establecen entre los miembros de una comunidad. Nada como los ojos infantiles para dibujar las cosas tal cual son y para desafiar con su mirada y en este caso además con la palabra, el mundo de los adultos, que no termina de  comprender. Magnífica novela que merece la pena leer a partir de 15 años.


lunes, 20 de abril de 2015

El héroe oculto

Hoy hemos sufrido un impacto total.
Un niño de 13 años prepara un arma, hace una lista y se dirige a su instituto para matar.
Un profesor acude en auxilio de una compañera y es asesinado.
Hay cuatro personas heridas.
La noticia se dispara, pero ¿en qué dirección?

¿Dónde están el nombre y la foto del profesor asesinado?
He visto en la prensa que aparecen sus iniciales A.M.O. y su edad: 35 años.
Su familia estará destrozada.

Lo impactante aparte indudablemente del hecho, es la reacción. En una tertulia televisiva al mediodía, se dice que no hay que estigmatizar al niño, que habrá que ver qué le ha pasado con la profesora para hacer lo que ha hecho. ¡Pobre profesora! Nada justifica semejante acción.

En el telediario hay alumnos del instituto dando saltos y saludando detrás de la locutora que transmite tan triste noticia. Menos mal que en el telediario de la noche ya no aparecen.

La presidenta de la asociación de padres del centro no tiene una palabra de lamento. El instituto funciona estupendamente y espera que siga funcionando igual, -dice sonriendo.

La consejera de educación de Cataluña dice que la criatura no tenía antecedentes de mala conducta y que hay que investigar las causas, además de que parece que el brote psicótico que le ha dado, atenúa el hecho.

Que se lo digan a la familia del difunto. Que se lo digan a los futuros profesores y maestros para los que habrá que incluir artes marciales en el currículo, por si hay otros brotes psicóticos, para que puedan actuar, eso sí, con cuidado.

¿Se ha vuelto loco todo el mundo?

A.M.O., no merece una línea en medio de los demás comentarios. Merece su foto en primera plana y un homenaje como lo que es: UN HÉROE, que ha muerto por ayudar. Y esto es lo que los adolescentes deberían estar viendo y oyendo en estéreo, para que sepan que AYUDAR desinteresadamente hasta dar la vida es un acto de GENEROSIDAD y  HEROICIDAD.

Por fin el Ministro del Interior ha dicho que "algo está pasando en nuestra sociedad". Una frase hecha pero que da en la diana. Pero resulta que no se quiere ni ver, ni saber, ni atender. Resulta que los profesores ya no podemos desgañitarnos más diciendo lo que pasa en las aulas.

Ya basta de demagogia educativa. Ya basta de utilizarnos. Ya basta de juzgarnos. Porque es muy trágico lo sucedido, porque es más trágico aún que se busquen justificaciones de lo absolutamente injustificable. Se mire como se mire, la cosa está mal y lo que con más o menos consciencia se ha hecho es, cometer una atrocidad.

Lo siento por mi desconocido y oculto compañero.
Tus iniciales hablan de amor. Tu generosidad es estimulante.
Siento sin embargo, que tu sacrificio sea inútil, porque no se orienta el tema como debiera.
Desde este blog de Literatura, Lectura y Educación, reciba tu familia un caluroso abrazo y recibe allá donde estés, nuestra gratitud, admiración y respeto. Sin duda, por tu espontánea y rápida reacción, hubieras llegado a ser  y ya serías, un gran profesor.

Para ti este árbol, que eres tú, y que espero que dé fruto con el tiempo

¡Gracias por tu generosidad!  Porque ha salvado a los demás.

Descansa en PAZ.