Translate

viernes, 19 de febrero de 2016

Signos de puntuación

 



Si hay algo que resulta difícil es el uso de los signos de puntuación.
Hace poco me ha llegado dedicada y en papel una brevísima historia para los más pequeños: "La increíble historia del puntito Chimpún", de Inma Muñoz, con ilustraciones de Vireta, de Ole libros.com
Me ha sorprendido gratamente el tratamiento de un tema difícil como es el uso del punto y los dos puntos.
La autora lleva de la mano al pequeño lector con  sencillez y claridad para que comprenda el uso de unos signos  con los que tiene que trabajar cuando se ponga a escribir. Las ilustraciones complementan muy bien lo que quiere contar y consiguen el objetivo.
Es un libro para lectores de 4 a 6 años, que distribuirá la editorial Olelibros en España y en el extranjero. Actualmente se vende en diferentes países en ebook. En breve estará en La Casa del Libro y El Corte Inglés. Se está ultimando la versión en inglés

http://www.casadellibro.com/ebook-la-increible-historia-del-puntito-chimpun-ebook/9788416646043/2742838
http://www.amazon.es/increible-historia-del-puntito-Chimpun-ebook/dp/B018U914UM
http://olelibros.com/comprar-libros/sin%20categorizar/la-increible-historia-del-puntito-chimpun/

       
                                                                              ¡Enhorabuena Inma!




jueves, 31 de diciembre de 2015

De REYES MAGOS




Este año los Reyes se han adelantado y me han traído ya un libro


El paje de lor Reyes Magos, de Rafael Cort Verdú, Madrid: Chiado editorial, 2015, 51 pp.

Es un libro dirigido a niños de 6-8 años, en el que un duendecillo se aventura en la mágica noche de Reyes como aprendiz de la Real Fábrica de Juguetes.
Con gracia y soltura el autor narra las aventuras de este aprendiz de paje, moviéndose entre la realidad y la fantasía con facilidad.
Sin duda el relato hará las delicias de los pequeños lectores.


FELIZ AÑO NUEVO

jueves, 19 de noviembre de 2015

PREMIO ANDERSEN 1956-2014







Traigo aquí la lista de Premios Andersen que tantas veces en clase he invitado a consultar, para facilitar un poco el trabajo.


El Premio Andersen  considerado el Nobel de la Literatura Infantil, otorgado por  la International Board on Books for Young People  (IBBY),  y creado en 1956, se concede en dos categorías: autores (desde 1956) e ilustradores (desde 1966).
Esta misma organización internacional del libro infantil (IBBY) tiene una Lista de Honor en la que se incluye también bianualmente a los mejores traductores, escritores e ilustradores, de cada país.
http://www.ibby.org

PREMIOS ANDERSEN (ESCRITORES)

PREMIOS ANDERSEN (ILUSTRADORES)
1956 - Eleanor Farjeon (Reino Unido)
1958 - Astrid Lindgren (Suecia)
1960 - Erich Kästner (Alemania)
1962 - Meindert DeJong (Estados Unidos)
1964 - René Guillot (Francia)
1966 - Tove Jansson (Finlandia)
1968 - James Krüss (Alemania) y José María Sánchez Silva (España)
1970 - Gianni Rodari (Italia)
1972 - Scott O'Dell (Estados Unidos)
1974 - María Gripe (Suecia)
1976 - Cecil Bødker (Dinamarca)
1978 - Paula Fox (Estados Unidos)
1980 - Bohumil Riha (Checoslovaquia)
1982 - Lygia Bojunga Nunes (Brasil)
1984 - Christine Nöstlinger (Austria)
1986 - Patricia Wrightson (Australia)
1988 - Annie M. G. Schmidt (Países Bajos)
1990 - Tormod Haugen (Noruega)
1992 - Virginia Hamilton (Estados Unidos)
1994 - Michio Mado (Japón)
1996 - Uri Orlev (Israel)
1998 - Katherine Paterson (Estados Unidos)
2000 - Ana Maria Machado (Brasil)
2002 - Aidan Chambers (Reino Unido)
2004 - Martin Waddell (Irlanda)
2006 - Margaret Mahy (Nueva Zelanda)
2008 - Jürg Schubiger (Suiza)
2010 - David Almond (Reino Unido)
2012 - María Teresa Andruetto (Argentina)
2014 - Nahoko Uehashi (Japón)

Destaco los dos escritores en lengua castellana que han recibido este Premio.
1966 - Alois Carigiet (Suiza)
1968 - Jiří Trnka (Checoslovaquia)
1970 - Maurice Sendak (Estados Unidos)
1972 - Ib Spang Olsen (Dinamarca)
1974 - Farshid Mesghali (Irán)
1976 - Tatjana Mawrina (Unión Soviética)
1978 - Svend Otto S. (Dinamarca)
1980 - Suekichi Akaba (Japón)
1982 - Zbigniew Rychlicki (Polonia)
1984 - Mitsumasa Anno (Japón)
1986 - Robert Ingpen (Australia)
1988 - Dusan Kállay (Checoslovaquia)
1990 - Lisbeth Zwerger (Austria)
1992 - Kveta Pacovská (República Checa)
1994 - Jörg Müller (Suiza)
1996 - Klaus Ensikat (Alemania)
1998 - Tomi Ungerer (Francia)
2000 - Anthony Browne (Reino Unido)
2002 - Quentin Blake (Reino Unido)
2004 - Max Velthuijs (Países Bajos)
2006 - Wolf Erlbruch (Alemania)
2008 - Roberto Innocenti (Italia)
2010 - Jutta Bauer (Alemania)
2012 - Peter Sis (Czechoslovakia)
2014 - Roger Mello (Brasil)

lunes, 9 de noviembre de 2015

De Superhéroes y otras historias


Las superhéroes también se sienten solos, Textos de Isaura Lee  e Ilustración de  Christian Inaraja, de la serie Los Superhéroes, de la editorial Edebé, 2015,  plantea de  forma muy acertada y con humor, el efecto que produce la llegada de una nueva hermanita y el proceso de asimilación que supone. Los más pequeños disfrutarán mucho con este cuento, con el que se sentirán completamente identificados, pudiendo verse en él como en un espejo y verbalizar su situación.  


Memé, de Nora Hilb, Col. Tren azul de editorial Edebé,  2015, es la breve historia de una ovejita que no tiene lana como las demás. Es un cuento que trata muy bien el tema de la diversidad y de la aceptación de rasgos físicos propios. Los pequeños lectores disfrutarán con la solución final.


Este libro perteneciente a la colección Lecciones de vida, con texto de Jennifer Moore-Mallinos e Ilustraciones de Gustavo Mazali, Edebé 2015, es un libro más informativo que imaginativo, sobre los peligros que acechan en Internet. Es bueno para lectores de 7 años que además ya sabrán o al menos intentarán acceder a las redes. Es muy ilustrativo para los niños y será más eficaz leer el libro que cualquier charla que les podamos dar.



domingo, 8 de noviembre de 2015

No dejo de pensar en...

Todo lo que se está diciendo últimamente a raíz de la declaración estrella de D. José Antonio de Marina.
Hay que decir que a muchos se nos han caído los palos del sombrajo, porque creíamos que era persona sensata.
¿Pagar más a los mejores profesores?
¿Y quiénes son?
La simplificación que se hace de la función docente con esta idea, es para echarse a temblar.

El sistema educativo español hace aguas por todas partes desde hace mucho, tanto que no me atrevo a decir si desde hace 15 o 20 años. Hemos sembrado vientos y recogemos tempestades, lógicamente.
Tenemos un problema muy serio que uno se pregunta en primer lugar si a alguien le interesa resolver, para pasar a decir que la dignificación de la figura del maestro, arrebatada en su día por  la propia Administración, no se contabiliza de esta manera.

Siempre se encargan las reformas educativas a los teóricos de la educación, comprobando todos que son un fracaso y nunca se pregunta a los docentes, pero a los reales, o sea, a los que no hemos salido del aula desde finales de los 70, como es mi caso y el de otros muchos, a los que se jubila prematuramente no sea que por fin se vayan a rebelar. Es evidente que yo no lo sé todo y que tengo fallos como cualquiera, pero es evidente también que una larga trayectoria profesional, es la que constata la realidad, traída, llevada, manipulada y gastada y desgastada hasta la saciedad.
Nos venden una y otra reforma educativa como si fuera la panacea y ya vemos que no. Cada cambio ha sido propiciado por el Oráculo de Delfos, y se comprueba que no.

El día a día es otro, señores. Es muy diferente de lo que ustedes plantean. No logran ir a lo esencial porque lo desconocen, sencillamente porque o no han pisado un aula de Primaria, Secundaria, Bachillerato y Universidad, desde hace mucho tiempo o  nunca la han pisado, que es peor aún.
Y los maestros y profesores sufrimos pacientemente todo, incluso esto último, que es para llorar.

De lo que debería hablarse es de crear equipos docentes, por ejemplo. Tengo compañeros con una oposición ganada que en 14 años han estado en 12 centros diferentes ¿qué les parece?
Esto es lo primero, la estabilidad para crear equipo. La tarea docente, si bien es individual, ya que cerramos la puerta de la clase y nos quedamos solos, previamente se realiza en equipo, para marcar objetivos comunes, para intercambiar opiniones, para enfrentarnos juntos a los obstáculos que inevitablemente encontramos, en definitiva, para responder de forma realista y cohesionada a lo que nos rodea.

Dar clase es complejo. No trabajamos con fichas, ni ordenadores, trabajamos con personas y nosotros también lo somos. No somos padres, ni abuelos, somos PROFESORES, MAESTROS, que tienen DISCÍPULOS. Y he aquí uno de los errores, haber perdido esta figura MAESTRO-DISCÍPULO, con todo lo que conlleva. Es lo primero que habría que recuperar.

Otra cuestión de la que habría que hablar es de un Pacto Estatal por la Educación. Estar a merced de los cambios políticos de este país, ha hecho que estemos en educación donde estamos. La educación se ha convertido en una bandera política, como los niños en los divorcios. A ver quién se queda con él, a ver quién tiene la ocurrencia brillante y digo bien, ocurrencia, para caer más simpático y mejor.

Otro tema que habría que evitar, porque supone una pérdida de tiempo que desvía del objetivo principal,  es seguir enfrentando a la enseñanza pública y privada o concertada. Se supone que en un país libre y democrático cada uno lleva a sus hijos donde quiere, la cuestión es otra: acompasar ambas cosas y dotar de medios reales a todos. Y si se dan fondos públicos, sea a unos u otros, seguirlos, auditarlos, es decir, pedir cuentas seriamente por ellos; los privilegios se eliminan ahí, no eliminando un tipo de escuela u otro, ya que pueden coexistir tranquila y pacíficamente, ¿por qué no?.
Es un mito igualmente decir que es más cómodo el trabajo en la enseñanza privada o concertada que en la pública y que los alumnos tienen más posibilidades. Quizás sí, o quizás no. Todo depende del centro y de su adecuada gestión. Hay magníficos institutos y escuelas y pésimos colegios, cosa que cualquiera sabe. O sea, que menos demagogia y más realismo, por favor.

En fin, ¡menos mal que hay muchos profesores que enseñan y muy bien!, con armas y sin ellas, con sueldo apropiado y sin él, pero con entusiasmo, creatividad, sentido común y una ilusión que lo suple todo. Y ¡menos mal que hay alumnos que quieren aprender!, aunque no todos, pero eso siempre ha sido así, para nosotros no es una novedad.

En la Facultad de Formación del Profesorado y Educación, que es donde hay que emplearse a fondo, hay muchos chicos y chicas ilusionados, a los que se intenta preparar de la mejor manera posible, dada la situación de desconcierto general y a pesar del nivel existente, que se debería mejorar.

Creo que si a los profesores de a pie nos dejaran actuar, ganaríamos en dignidad, respeto y prestigio. Creo que si alguien nos pidiera ideas, daríamos muchas y muy realistas, es decir, comenzaríamos a caminar desde dentro en la dirección adecuada.
Pero... ¿alguien nos quiere preguntar?

sábado, 17 de octubre de 2015

Seguimos saboreando




Nos gustó este cuento porque permite trabajar el aprendizaje de los números con los más pequeños y tiene un toque de humor para los mayores, descubriendo el arte del cortejo entre unos pajaritos y una pajarita. Tiene un final sorprendente e inesperado que suele gustar a niños y mayores.

Gema Berlanga, Ana Isabel García, Andrea Fernández, Jennifer Pérez, Mª Carmen Roa, Ana Belén Ropero


Elegimos este libro para el primer ciclo de Educación Infantil porque es un cuento breve, con una estructura sencilla y repetitiva, con el que se puede tratar el tema de la amistad o el amor entre seres diferentes y que tiene unas ilustraciones claras y llamativas al estar realizadas sobre un fondo blanco.
Gema Berlanga, Ana Isabel García, Andrea Fernández, Jennifer Pérez, Mª Carmen Roa, Ana Belén Ropero




Elegimos este libro para el segundo ciclo de Educación infantil porque tiene unas ilustraciones sencillas, con un notable parecido a la realidad, el tamaño del cuento es adecuado para poder usarlo con un grupo numeroso de niños y con él se pueden trabajar temas como la amistad o el trabajo en equipo.
Gema Berlanga, Ana Isabel García, Andrea Fernández, Jennifer Pérez, Mª Carmen Roa, Ana Belén Ropero








Aquí traigo otros libros seleccionados por los alumnos de la UAM.
Algunos, aunque son ya clásicos de la literatura infantil,  no los he colocado porque ya están comentados en otras entradas, como por ejemplo, Donde viven los monstruos, de Maurice Sendak o La oruga glotona, de Eric Carle.