Translate

domingo, 29 de mayo de 2011

Pippa Mediaslargas

Hoy toca el inicio de un cuento sobre el que se han hecho muchos comentarios en el blog. Astrid Lindgren (1907-2002), Premio Andersen 1958, sufrió el rechazo de varias editoriales por Pippi Mediaslargas o Calzaslargas. Finalmente publicó su obra en 1945 y obtuvo un rotundo éxito, dada la originalidad del persnaje y las situaciones planteadas con optimismo y humor en clave de absurdo, que es un guiño extraordinario para los jóvenes lectores.


Capítulo Primero

Pippa llega a "Villekulla", su casita de campo


En los confines de una pequeña ciudad sueca había un huerto exuberante, y en él una casita de campo. En esta casita vivía Pippa Mediaslargas, niña de nueve años que estaba completamente sola en el mundo. No tenía padre ni madre, lo cual era una ventaja, pues así nadie la mandaba a la cama precisamente cuando más se estaba divirtiendo, ni la obligaba a tomar aceite de hígado de bacalao cuando le apetecían los caramelos de menta.
Hubo un tiempo en que Pippa tenía un padre al que quería mucho. También, naturalmente, había tenido una madre, pero de esto hacía mucho.
La madre murió cuando Pippa era aún una niñita que se pasaba el día acostada en la cuna y lloraba de tal modo que nadie se podía acercar a ella. Pippa creía que su madre vivía ahora allá arriba, en un lugar del cielo, y que miraba hacia abajo, por un agujero que había en él, para ver a su hijita. Pippa solía saludar con la mano a su madre y decirle:
-No te preocupes por mí, que yo sé cuidarme solita.
Pippa no había olvidado a su padre. Éste había sido capitán de barco y había recorrido todos los mares. Pippa había navegado con su padre hasta el día en que él se cayó al agua durante una tempestad y desapareció. Pero Pippa estaba completamente segura de que el día menos pensado reaparecería, pues no podía creer que se hubiera ahogado. Estaba convencida de que había empezado a nadar y que había conseguido llegar a una isla desconocida, en la que había caníbales a montones, los cuales le habían nombrado rey, por lo que se pasaba el día con una corona de oro en la cabeza.
-Mi padre es el Rey de los Caníbales. Pocos niños pueden hablar así -decía Pippa, orgullosa de ser hija de una hombre tan extraordinario-. Y cuando mi padre construya un barco, vendrá por mí, y entonces yo seré Princesa de ls caníbales. ¡Qué bien voy a pasarlo!


Ilustrado por Richard Kennedy, Traducido por Blanca Ríos, Barcelona: Ed. Juventud , 8ª ed. 1994

8 comentarios:

  1. Buenas tardes.

    Estaba mirando las entradas del bloc y me ha costado mucho elegir una, ya que he encontrado muchas que me han parecido muy interesantes.

    Pero me ha llamado la atención justamente ésta porque me ha recordado mi niñez, cuando iba a comer a casa mis abuelos y me ponían la serie de "Pipi calzaslargas".

    Me ha llamado la atención la historia de Pippa (o Pippy como la conozco yo). He visto muchos capítulos de la serie, pero nunca llegué a conocer el motivo por el que vivía sola en su casa junto a su caballo "Pequeño tío" y su mono "Señor Nilson". Me ha gustado mucho conocer la verdadera historia y el saber que ella siempre estaba esperando a su padre.

    Era una serie que me gustaba mucho ya que ¿a qué niño o niña no le hubiese gustado quedarse en casa solo y hacer lo que quisiera como hacía Pippi?

    En definitiva, por un instante he retrocedido muchos años y me he visto sentada en el sofá con mi abuela a mi lado y viendo aquél hermoso y extraño caballo con topos.

    Muchísimas gracias por permitirme hacer este encantador viaje.

    Natàlia Tubella

    ResponderEliminar
  2. Pippi ha sido de toda mi vida mi personaje favorito. Por ello no podía dejar de comentar esta entrada. Creo que todas las personas que hayan oído hablar de Pippi, todas han aprendido algo sobre ella o mejor dicho se han sentido identificados con ella. Yo la primera
    No sabía que la serie de basaba en un libro, (el cual me voy a comprar), pero tampoco me ha sorprendido; una serie genial como es Pippi Calzaslargas tenía que haber salido de un libro

    ANA ÁLVAREZ GARCÍA
    4º EDUCACION INFANTIL+UPC

    ResponderEliminar
  3. ¡Que sorpresa! Pipi Calzaslargas fue durante toda mi infancia mi compañera, tenía su libro y además las películas de la historia completa. Recuerdo que me encantaba porque me hacía soñar, me hacia reírme y aprender la dificultad de hacer cosas sola cuando eres una niña. Siempre quería imitar su vida y las cosas que hacía.
    Me ha gustado mucho encontrarme una entrada haciendo referencia a esta historia, me parece muy buen libro para hacer ver a los niños cosas que no están a su alcance y por otro lado, se me ocurre para mi futura clase utilizar a la figura de Pipi y su historia como guía para introducir los conceptos en el aula, es decir, haciendo el papel de mascota de la clase.
    Es una buena historia y además ayuda a los niños a entender y aprender muchas situaciones de la vida real.

    Natalia Montes
    Universidad Pontificia Comillas

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Aún recuerdo lo que me gustaba, de niño, la serie de Pippi Calzaslargas, aquella niña maravillosa, pelirroja y llena de pecas, con una fuerza titánica. Pocos personajes me parecen más atractivos para realizar actividades de animación a la lectura.
      Atendiendo al inicio del capítulo primero de Pippa Mediaslargas, destacaría cómo se puede transformar, a través de la fantasía, frustración en sueño; es como un alambique que entusiasmo destilara. Se da una dialéctica entre el deseo y el miedo: miedo a la soledad (no tiene padres); deseo y fantasía como fuente de vitalidad (Pippa actúa con autonomía y solvencia para no preocupar a su mamá, que la ve desde el cielo a través de un agujerito; además su padre es el Rey de los Caníbales y, por lo tanto, ella la Princesa).
      Me parece un cuento ideal para trabajarlo en la etapa fantástico-realista (de 9 a 12 años). Suceden aventuras y su acción es un crisol donde se funden humor, realidad y fantasía. Creo que sería una lectura, además de seductora, muy enriquecedora para el desarrollo de la sensibilidad y la creatividad.

      Eliminar
  4. No podía dejar de lado este artículo dado que mi madre comparte el país de origen con Pippi y me he criado con su historia durante toda mi infancia.
    Para mi siempre ha sido conocida como "Pippi Långstrump" hasta el punto en el que un dia hablaron en clase de Pippi Calzaslargas y no sabia a quien se estaban refiriendo.

    Es una historio perfecta para los niños, incluye aventuras, diversión, tristeza, responsabilidad, irresponsabilidad... Da diferentes modelos de familia, pareja, niños, niñas, animales...

    Es una obra de la que se puede aprender mucho y pasar muy buenos momentos con ella volando con tu imaginación y la de Pippi.




    Paul Pindado Noren
    Grupo 222
    2º curso Magisterio Ed. Primaria
    Universidad Autónoma de Madrid

    ResponderEliminar
  5. Que gran entrada y que gran historia !!
    Pipi calzaslargas, como yo la conocí es sin duda, mi obra por excelencia. Lo cierto es que cuando yo era pequeña no leí el libro, pero si que me vi una y otra vez aquella serie que echaban contando su historia. Era tal obsesión por esta granujilla de pecas y dos trenzas que decidí que quería ser como ella...y eso me costó una lucha mañanera día si día también con mi madre, porque quería ser como Pipi y para ello me ponía un calcetín de cada color.
    La historia de esta niña de escasos 10 años de edad si no recuerdo mal era algo fascinante, como hacía todo lo que los niños quieren hacer pero sus padres (como es lógico) les impiden. Para representar la educación lógica que se debía llevar estaban sus mejores amigos, dos hermanos que eran sus vecinos y que, en contra de la voluntad de sus padres acompañaban a Pipi en sus aventuras.
    Que recuerdos tan maravillosos de esta historia...

    Loreto Amoroto de la Cruz
    Grupo 201
    2ºcurso de educación infantil
    UAM

    ResponderEliminar
  6. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  7. Me gustaría reflexionar sobre la maravillosa historia de "Pippi Calzaslargas" y sobre el mensaje que transmite.

    En primer lugar, resaltar que uno de los libros infantiles más conocidos es Pippi Långstrump o Pipi Calzaslargas en España, de Astrid Lindgren, publicado por primera vez en el año 1945. Los libros de Pippi Långstrump han sido traducidos a no menos de ochenta y seis idiomas y Astrid Lindgren ha recibido varios premios por su estilo directo de contar una historia.

    Es un libro divertido que lo pueden leer tanto niños comoa dultos, tal vez con diferentes perspectivas. Al volverlo a leer como adulta, me doy cuenta del lenguaje que usa Astrid Lindgren; el ‘hablar mal’ de Pippi, el invento de palabras nuevas y los juegos con el lenguaje pueden ser muy atractivos y graciosos tanto para el niño como el adulto.

    Es un libro en el que el personaje de la protagonista se basa en el desafío de las reglas de la sociedad, es quizás lo que permitió que Pippi Calzaslargas obtuviera tanto triunfo, de hecho, muchos años después se han continuado haciendo reediciones del libro e igualmente ha cautivado a los niños.

    Algunos apartados del libro a destacar es como se le plantea a Pippi la escuela como una institución muy provechosa, se puede ver en el capitulo en el que los policías van a casa de Pippi para llevársela a la escuela porque allí es donde aprenderá las cosas importantes de la vida, y ella les demuestra que también se aprenden cosas fuera de la escuela, pues ésta no da toda la sabiduría, el ambiente en el que se desarrolle el niño/a también influirá en su aprendizaje, aunque también podemos ver reflejado en el libro como la no socialización de Pippi, ya que vive sola, y la falta de no ir al colegio, ha producido en ella el que no pueda aprender las normas que rigen la sociedad además de los errores que comete al hablar, como por ejemplo dice: “pultiplicar” en vez de multiplicar.

    Creo que Pippi es producto de la imaginación de Tommy y Anika, ya que a través del personaje de Pippi todos sus deseos se hacen posibles, y evoca una vida que los niños consideran maravillosa. A través de ella dejan volar su imaginación y crear un mundo ideal para niños/as.


    Por último, destacar la frase final de libro en la que dice Pippi, “yo de mayor quiero ser pirata…y vosotros”. Podemos ver como el ser pirata implica seguir en el mundo de la imaginación. No querer ser adulto, una idealización del mundo en el que todos alguna vez hemos vivido, la infancia.

    Nuria Ros Pérez
    4ºCurso Grado Educación Primaria
    Grupo 90
    UNIR

    ResponderEliminar