Translate

domingo, 5 de diciembre de 2010

Sobre la lectura (V)

Aunque este blog es de literatura infantil, no por eso excluye lecturas que como ésta, adentran en el mundo de la lectura. Si los adultos no leemos y no reflexionamos sobre el hecho de leer, ¿cómo será posible transmitir este apasionante quehacer a los niños y jóvenes?

La historia de la Lectura de Alberto Manguel,

editada por primera vez en castellano en 1997, es una extraordinaria y deliciosa reflexión sobre lo que la lectura supone y ha supuesto a través de los siglos, para la humanidad.
Tuve la suerte de conocer a Manguel en una cena en la que nos reunimos unos cuantos traductores después de una charla que dio en la feria del Libro de Madrid. Su fácil conversación no desluce para nada su erudición, sino al contrario, la hace accesible y la llena de oportunas anécdotas en torno a la lectura, al lector y a la traducción.


Esta edición de Lumen es de 2005, está encuadernada en tapa dura y contiene 350 ilustraciones.La traducción es de Eduardo Hojman. Es uno de los libros más amenos que he leído. Puede leerse de forma fragmentada atendiendo a los epígrafes que despierte la curiosidad personal en cada momento.
El libro está dividido en 4 partes: La última página, Lecturas, Los poderes del lector y El último pliego. A su vez, las dos partes centrales se subdividen en epígrafes como Leer sombras, Metáforas de la lectura, Ordenadores del universo, Robar libros, La lectura prohibida o El loco de los libros.
Es una historia escrita a partir de la experiencia personal, quizás de ahí su amenidad.
El libro comienza así:
Una historia de la lectura diez años después
El destino de todo libro es misterioso, sobre todo para su autor. Una de las inesperadas revelaciones que me deparó la publicación de "Una historia de la lectura" fue el descubrimiento de una comunidad mundial de lectores que, de manera individual y en circunstancias muy distintas de las mías, tuvieron mis mismas experiencias y compartieron conmigo idénticos ritos iniciáticos, iguales epifanías y persecuciones. La verdad es que nuestro poder como lectores es universal y es universalmente temido, porque se sabe que la lectura puede, en el mejor de los casos, convertir a dóciles ciudadanos en seres racionales, capaces de oponerse a la injusticia, a la miseria, al abuso de quienes nos gobiernan. Cuando estos seres se rebelan, nuestras sociedades los llaman locos o neuróticos (como a don Quijote o a madame Bovary), brujos o misántropos, subversivos o intelectuales, ya que este último término ha adquirido hoy en día la calidad de insulto /.../ Desde siempre, el poder del lector ha suscitado toda clase de temores /.../ temor al lector individual que puede, a partir de un texto, redefinir el universo y rebelarse contra sus injusticias.


Lo dejo aquí, os quedan solamente 500 páginas llenas de curiosidades por delante. Os lo recomiendo vivamente y es un buen regalo de Navidad. Otro libro que recomiendo del autor en la misma editorial es El nuevo elogio de la locura, pero que ya está descatalogado; hay que buscarlo en una biblioteca.

2 comentarios:

  1. Sí. Es una gozada de libro.
    Me encantan los libros que tratan de libros
    :)

    ResponderEliminar