Translate

lunes, 6 de febrero de 2012

El conde de Montecristo

Hace mucho que no pongo el inicio de ninguna obra, así que he elegido un clásico francés del Siglo XIX.
El conde de Montecristo, de Alejandro Dumas.
Es una obra voluminosa que muchos hemos leído con interés a los 14 ó 15 años.
Es la historia de una venganza, de una tremenda injusticia y una crítica social, sobre todo del poder corrupto, pero también lo es del ingenio, la superación y el perdón.
La cuestión es que es uno de los clásicos que aunque no sea propiamente juvenil según los cánones que rigen hoy la literatura juvenil, sin embargo se han apropiado de esta historia muchos jóvenes, porque es en resumen una de las obras de aventuras más famosas de la literatura universal.

Alexandre Dumas (padre) -1802-1870-

PRIMERA PARTE
EL CASTILLO DE IF

I.- Marsella. La llegada

El 24 de febrero de 1815, el vigía de Nuestra Señora de la Guarda dio la señal de que se hallaba a la vista el bergantín El Faraón procedente de Esmirna, Trieste y Nápoles. Como suele hacerse en tales casos, salió inmediatamente en su busca un práctico, que pasó por delante del castillo de If y subió a bordo del buque entre la isla de Rión y el cabo Mongión. En un instante, y también como de costumbre, se llenó de curiosos la plataforma del castillo de San Juan, porque en Marsella se daba gran importancia a la llegada de un buque y sobre todo si le sucedía lo que al Faraón, cuyo casco había salido de los astilleros de la antigua Focia y pertenecía a un naviero de la ciudad.
Mientras tanto, el buque seguía avanzando; habiendo pasado felizmente el estrecho producido por alguna erupción volcánica entre las islas de Calasapeigne y de Jaros, dobló la punta de Pomegue hendiendo las olas bajo sus tres gavias, su gran foque y la mesana. Lo hacía con tanta lentitud y tan penosos movimientos, que los curiosos, que por instinto presienten la desgracia, preguntábanse unos a otros qué accidente podía haber sobrevenido al buque.

(Edición de Random House Mondadori, Barcelona, 2003, Trad. de E.V., 2 vol.)

Espero que os animéis a viajar con El Conde de Montecristo y que disfrutéis con este estupendo libro de aventuras.

32 comentarios:

  1. Después de leer la entrada dedicada a este clásico francés, he aprovechado para comentar un poco con mi familia sobre esta obra. No hay mejor manera de describir la obra como has hecho tú en dos lineas "es la historia de una venganza (...) superación y el perdón".
    Si que es cierto que nos hemos divertido comentando la obra ya que ha mis padres les ha recordado a sus tiempos jóvenes. Gracias por regalarme ratos tan agradables descubriendo la literatura y además disfrutando de los míos.

    Marta Navarrete Pardo
    U.P. Comillas
    agisterio Infantil

    ResponderEliminar
  2. ¡Estupendo, poder regalar ratos agradables!
    A mí también me trae esta novela gratos recuerdos familiares.
    Marta ¡mucho ánimo y entusiasmo en tu último y "novedoso" cuatrimestre!

    ResponderEliminar
  3. Tuve la oportunidad de leer la obra en 2º de bachillerato. Sin duda una obra repleta donde la justicia, la venganza y la piedad están presentes, además de como muy bien señalas Ana María, la superación y el perdón. Esta obra me llama la atención porque se contextualiza en un entorno bonapartista donde Europa vivió uno de sus primeros intentos de unificación por la fuerza. Tras disfrutar de la misma, pude conocer que dispone de una importante herencia literaria como "Edmundo Dantes"(1849) de Geoge W. Noble o "Las hijas de Montecristo" (1876)de Charles Testut.¡Gracias por hacer referencia a ella y hacerme recordar!

    Carla Bellido González
    4º Grado Educación Infantil
    U. P. Comillas

    ResponderEliminar
  4. Esta novela fue uno de mis mejores momentos de juventud. Devoraba libros, independientemente de su grosor. Disfruté muchísimo adentrándome en el Castillo de If, maquinando la venganza de Edmundo Dantes,...fue una época en la que un libro me ayudaba a crear mi propio mundo, evadirme de la realidad y pasar un buen rato. Es una aventura fascinante con muchos componentes sociales en los que la venganza toma gran protagonismo, también la injusticia, pero finalmente gana el perdón.
    Con los años se realizaron distintas adaptaciones de este libro al cine y la televisión. Reconozco que he visto muchas de ellas, tal vez la que más me gustó fue la que protagoniza Gerard Depardieu, pero ninguna es comparable a la lectura del libro. El libro nos permite imaginar a nuestros personajes, tiene mas detalles que hacen real la historia. Esta novela consiguió que mi gusto por leer fuera en aumento y no deseara terminar nunca.
    Carla Bellido ha comentado en este blog que existen obras posteriores relacionadas con esta novela, gracias, no lo sabía, pero ahora que lo sé no dejaré de leerlas. Tal vez comience leyendo nuevamente “El conde de Montecristo” y comprobaré si el efecto que produjo en mí sigue todavía latente.

    Isabel Artetxe (UNIR)

    ResponderEliminar
  5. He buscado en Internet alguna referencia a los libro que hace Carla Bellido sobre los libros que menciona, pero apenas he encontrado nada relacionado con los autores de dichos libros. Creo que no me va a ser posible acceder a ellos.
    Si he encontrado uno que se titula "La mano del muerto" que tambien gira en torno a la venganza. El hijo de una víctima de Edumundo Dantes intentará vengar a su padre atacanda al Conde de Montecristo. Ya he descargado el libro a mi ebook por cuando lo lea ya os contaré si merece la pena.

    Isabel Artetxe (UNIR)

    ResponderEliminar
  6. Me ha parecido sorprendente que éste libro pudiera resultar interesante a los adolescentes de 15 y 16 años por el vocabulario que tiene y además porque no tiene nada que ver con la literatura juvenil que hay hoy en dia que por decirlo de alguna forma, se lo dan todo mascado.
    Por ótra parte me he animado a leer el libro, pues me informado un poco y debe de ser un libro muy interesante de aventuras y demas.
    Teresa Markes (UNIR)

    ResponderEliminar
  7. El Conde de Montecristo es un clásico que contiene formas de comportamiento que no se ajustan a la actualidad, por ello no considero que resulte muy atractivo a la juventud de nuestros días. Se nos muestran personajes demasiado definidos, donde los buenos son buenísimos y los malos, malísimos, sin dar opción al término medio.
    Si bien es verdad que la temática global de la obra es de aventuras en las que se pasa de la traición a la venganza pasando por el amor también hay párrafos en los que se nos muestra detalladamente la historia de la primera mitad del siglo XIX en Francia y es quizás esto último lo que resulta tedioso para un adolescente. Por otra parte, existen ediciones en las que se han suprimido los apartados relacionados con la historia y únicamente se centra en las vivencias de Edmundo Dantes.
    Como curiosidad, según me han informado, Dumas era retribuido por línea escrita y es quizás por eso que se trata de una novela tan extensa dónde a ratos parece que sobran detalles.

    Anna Sempere (UNIR)

    ResponderEliminar
  8. Soy Ana Burillo Alarcón, alumna de la UNIR y sinceramente no sabía muy bien qué tipo de entradas iba a encontrarme y sobre todo cuál de ellas sería la que motivase mi comentario. Pero cuando vi la del Conde de Montecristo y que no habían muchos comentarios decidí elegir ésta.
    Desde mi punto de vista, esta novela de Alejandro Dumas, engloba en su contenido todo lo que se le podría pedir a un novela de aventuras, no es de extrañar que sea considerada una de las mejoras novelas de todos los tiempos.
    A lo largo de la obra es constante el juego entre valores y principios, primordialmente fundamentados en la traición y la venganza, lo que hace trasladarse al lector (evidentemente hablo de mi experiencia) a la piel del gran Edmundo Dantés.
    La traición de una persona allegada, el sufrimiento que trae consigo la misma y el esfuerzo para superar esta agónica situación; suponen realidades cuanto menos cercanas a las que en lo cotidiano podemos ser testigos de cómo se suceden o incluso tener la desgracia de llegar a padecerlas, lo que para mí fue quizá la clave que desencadenó la “estrecha relación” que guardo con esta obra.
    A la hora de hablar de la venganza, piedra angular de la obra y motor principal del protagonista, el tema se hace más discutible en cuanto a lo ético de su conducta, pero sin lugar a dudas es la guinda del pastel que Alejandro Dumas nos legó.
    Otro matiz a tener en cuenta y que para mí es la moraleja que cualquier noticiario que se precie desprende a día de hoy, es el de la corrupción del poder, el que lo tiene lo maneja a su antojo, aunque para ello deba cometer una injusticia, como la que muestra la novela en su desarrollo.
    En esta novela también se habla del perdón, pero no quiero desvelar más de tan extraordinaria lectura.
    Para mí es una lectura muy recomendable, si bien es cierto que el volumen de la novela y la aparición de un gran entramado de personajes pueden hacer en ocasiones retomar la lectura con cierta reticencia, nada más lejos de la realidad para disfrutar de esta genialidad.

    ResponderEliminar
  9. Me encanta la lectura y de una temática muy variada. No obstante al ver esta entrada del Conde de Montecristo no he podido resistir la tentación.

    Primero por el autor Alejandro Dumas, segundo por la obra “El conde de Montecristo”. He leído algunas de la obras de del autor, mis preferidas sin duda alguna son “El conde de Montecristo” y “Los tres mosqueteros”. Esta novela la leí ya cuando era adulta pero como clásico en el que se ha convertido creo que no tiene que tener ninguna dificultad para trabajarse en las aulas.
    He visto también, como alguna compañera, las adaptaciones televisivas de esta obra, pero como casi siempre, es en el libro donde se encuentra reflejado todo el ambiente que refleja Dumas en su novela.

    Es una obra que podemos trabajar desde diferentes puntos de vista con los alumnos por lo que su trabajo en clase se puede abordar de forma multidisciplinar. Por una parte desde el trabajo con valores como son la lealtad y la amistad. Desde un punto de vista estrictamente literario y también desde un punto de vista histórico como reflejo de una sociedad corrupta. Este punto de partida puede llevarnos a realizar interesantes debates en las aulas que pueden llevarnos a compararlos con las actuales circunstancias sociales, buscando sus similitudes y diferencias. El debate también se puede abrir desde un punto de vista ético puesto que el camino de la venganza puede plantear interesantes dudas a las podemos enfrentarnos con nuestros alumnos.

    Aunque es una obra voluminosa podemos presentarla como una gran historia de aventuras, con tesoro incluido y como un relato de superación y de perdón.
    Esta obra puede servirnos para que al conocer al autor nuestros alumnos se interesen por otras de sus obras, o por otros autores que también puedan apreciar como Julio Verne.
    Desde hace algún tiempo muchos de nuestros jóvenes se han acostumbrado a seguir historias literarias que después se han llevado al cine, podemos aprovechar esta situación para descubrir grandes clásicos de la literatura

    ResponderEliminar
  10. Este Blog de Literatura Infantil y juvenil de la profesora Ana María Navarrete es una gran herramienta de trabajo, ya que nos permite compartir sus ideas innovadoras y nos presenta sus experiencias como dinamizadora de la lectura con los más jóvenes.
    El Cocodrilo Azul presenta una gran variedad de etiquetas que abarca un sinfín de posibilidades en dónde encontramos desde etiquetas referidas a los animales, pasando por el rincón del lector hasta llegar a la UNICEF.
    Durante mi intenso e interesante paseo por la etiqueta de la historia, he podido comprobar el magnetismo que ejerce el blog tanto a los más jóvenes como a los mayores. Claramente se puede denominar como un centro de interés, ya que en ella lo encontramos todo a cerca de noticias sobre la Literatura Infantil y Juvenil. Desde fallecimientos de escritores ilustres, hemerotecas de relatos fantásticos, efemérides de destacados literatos, la diversa historia de las diferentes décadas de finales de siglo pasado …, con cada una de estas entradas nos recuerda el amplio abanico de posibilidades para difundir dicha materia. Como herramienta del docente se agradece el tratamiento innovador e interesante de la historia para el alumno, ya que después de una introducción del autor, como es el caso de Alejandro Dumas, nos deja un pedazo de obra para intentar captar nuevos adeptos a la lectura.
    Otro aspecto que cabe destacar, es que se trata una herramienta adaptada tanto a los alumnos primerizos como a los docentes, ya que tiene un tinte pedagógico muy apropiado, en donde los docentes pueden ilustrarse y realizar búsquedas para programaciones futuras.
    Debo confesar que inicialmente mis expectativas eran más bien "pobres" respecto a los contenidos, pero a medida que he ido escudriñando y descubriendo el blog, he ido comprendiendo y asimilando su importancia como elemento indispensable para el descubrimiento y la didáctica de la Literatura Infantil y Juvenil.

    ResponderEliminar
  11. El conde de Montecristo, novela de aventura para adultos, de Alexandre Dumas y Auguste Maquet (colaborador en varias de las novelas de Dumas), es una de tantas novelas escritas para adultos y que fue “raptada” por el público juvenil.
    Mi primer contacto con esta novela, fue alrededor de los 12 años, un regalo atractivo para una niña a la que no le motivaba la lectura; el desafío era grande, leerme aquella novela en el verano… Comencé la aventura con muchas ganas, pero pronto llegué a un punto que se me hizo demasiado denso: la cantidad de personajes, la forma de escribir, la complejidad de la trama, mi no-cariño por la lectura… hicieron que abandonase la lectura a mediados del libro. He de decir que el desenlace me tenía intrigada, por lo que el siguiente verano retomé el libro y ocurrió lo mismo. Durante varios años sentí una extraña atracción por este libro, que me hacía una y otra vez retomar su lectura, pero al mismo tiempo me sentía abrumada por la misma y la abandonaba…
    Tras una larga temporada de atracción-repulsión llegó a las pantallas una de las más conocidas versiones de esta novela, la película protagonizada por Gérard Depardieu; para aquel entonces ya tenía unos 16 años, así que, sin más demora, me propuse verla para conocer el final de la historia y acabar rápidamente con aquello. Fue un enamoramiento de quinceañera, quedé prendida de tal manera de la historia contada, que al llegar a casa tuve que retomar y darle una lectura completa, por fin, al libro. Entonces comprendí a los personajes, conocí parte de la historia, pues en la película se suprimen muchos de los sucesos narrados en el libro. Fue en ese momento cuando por fin pude realizar una placentera lectura de este tan fantástico libro.
    Comento mi experiencia personal a modo de batallita, para justificar que no me parece tan apropiada esta lectura para los jóvenes, pues puede resultarles tan tediosa como a mí en un primer momento, y apostar por el valor de las películas basadas en novelas, que generalmente pueden decepcionar al lector por realizar una escasa aproximación al libro, pero a veces y solo a veces, puede tener el efecto contrario, simplificar tanto la historia que nos ayude a comprenderla y que nos motivemos así a realizar con posterioridad la lectura del libro.
    Al ver esta entrada entre todas las pertenecientes a la etiqueta “Historia” sentí la necesidad de compartir con todos ustedes, queridos compañeros de prisión en la isla de Iff, mi aventura personal para lograr conquistar el tesoro que se esconde detrás de este grandioso libro, que todo el público lector, de joven o de adulto debe atreverse a descubrir.
    Sandra Rubio (UNIR)

    ResponderEliminar
  12. Cuando entré en el este blog, no sabía muy bien lo que me iba a encontrar.
    En seguida localicé la pestaña de historia, y tengo que decir que hay unas entradas muy interesantes. He estado dudando hasta el último momento entre la del holocausto y esta. Finalmente, Edmundo Dantés ha ganado la batalla.

    Aunque me entusiasma leer, he de reconocer que no he leído a Alejandro Dumas. Bueno en realidad este libro no fue escrito solo por él. Vamos a darle el mérito que se merece a August Maquet, colaborador de Dumas en muchos de sus libros. En este caso en concreto, no aparece en los títulos de la obra, por deseo expreso de Dumas, el cual pagó para que se retirara su nombre.
    Como iba diciendo, no he leído a Dumas, aunque si he caído rendida ante sus adaptaciones cinematográficas.
    Sí, lo sé, los libros suelen ser infinitamente mejores, pero en este caso lo he dejado en ver las diversas adaptaciones que se han hecho de ellos.
    En el caso de “El Conde de Montecristo”, es una película de esas que te embauca desde el principio. Una historia de traición, amor, valores, amistad…Es una película larga, como muchas de la época, pero para nada pesada.
    Supongo que casi todos nos acordamos de la actuación de Gerard Depardieu, aunque es una versión muy reciente. A mí me gustan más las versiones antiguas de esta película. Recuerdo las tardes de sábado, cuando solo había un canal o dos en la televisión, y evidentemente se veía lo que había. Por suerte, a veces lo que había era un peliculón como este.

    Como en muchos casos, aquí también se puede decir eso de “la realidad supera la ficción”. Efectivamente el Conde de Montecristo existió. Esta obra está basada en la vida de Jean-Paul Bendit (1751-1785).
    Claro está que la historia real no es tal cual la contó Dumas.
    En el caso de Bendit, este murió cuando le hacían una limpieza bucal con ácido sulfúrico, después de haberle tenido que poner en libertad por falta de pruebas.
    Mucho menos romántico, lo sé. :)

    Un placer leer todo lo que escribes Ana María. Seguiré por aquí.

    Eva Martínez
    Grado Maestro Educación Infantil- UNIR.

    ResponderEliminar
  13. Tenía que comentar una entrada, y cuando vi el” Conde de Montecristo” no lo dude.
    Es uno de mis favoritos.
    Dicen que fue uno de los mejores libros de Dumas, yo personalmente no lo sé, pero lo que sí es un libro que me motivó a leer.

    Cuando tenía 14 años me regalaron el libro. Un familiar me dijo que Dumas se había inspirado en hechos que le habían pasado, y que además en los que había encontrado en un diario (la curiosidad me motivo más a leerlo). No creo que el libro fuera de los mejores que he leído personalmente. Me gustó la historia llena de pasiones, odios, venganzas, emociones capitulo a capitulo. A todo ello debemos añadir que yo era adolescente, y todo para mí era pasión. Recuerdo la pena que me daba que alguien tan bueno y feliz, pudiera llegar a convertirse en alguien serio y con tanta sed de venganza.
    No era una gran lectora, pero lo leí rápido. Es un libro fácil de leer, y con un vocabulario entendible, y que el lector puede relacionar con la realidad.
    Creo que lo que atrae a las personas a leerlo, es que al ser humano le gusta pensar que las personas desdichadas, y que son víctimas de injusticias al final pueden llegar a ser Edmon Dantes.
    Como literatura juvenil, tanta venganza, celos, traiciones… no es lo ideal para leer (Pero yo la leí con14 años), pero también se trabajan valores como la superación, la amistad, la paciencia…
    Cuando vi la película, recuerdo que lo primero que me vino a la cabeza, es que en ella no se apreciaba la lucha interna que mantenía Edmon entre lo bueno y lo malo, algo que si recuerdo del libro. La verdad que lo note mucho, porque es una de las cosas que me dejó muy marcada al leer la historia.
    Me ha encantado este blog

    Ana María Temprado

    Grado Maestro Educación Infantil

    UNIR

    ResponderEliminar
  14. Buenos días,

    Cuando entré al blog no encontraba por ningún lado la entrada de historia, pero una vez que la pude localizar, me pareció fascinante este blog y todo lo que contiene. Después de leer todas las entradas, me a costado elegir entre varias (el holocausto, el cuento de los 3 cerditos, los cuentos tradicionales…), pero al ver la entrada del “Conde de Montecristo”, no me pude resistir, es una de las historias que más me atraen, en especial ese ingenio y espíritu luchador que caracterizan al protagonista Edmundo Dantés (cómo no se da por vencido ante las desgracias o infortunios que le van surgiendo).
    Aunque no he tenido la oportunidad de leer la obra literaria de Alejandro Dumas (ahora, tras leer algunos de vuestros comentarios me ha llamado la atención y voy a leerla), sí he podido ver algunas de las adaptaciones cinematográficas de esta novela; las interpretadas por: Richard Chamberlain, Gerard Depardieu y Jim Caviezel.
    Me parece una historia increíble, llena de sorpresas, desafíos, etc. Es un claro ejemplo de la corrupción del poder en aquella época, refleja cómo con dinero y poder se puede conseguir o “comprar” lo que sea y a quien sea. Es una trama con episodios sobrecogedores, de odio, de venganza… Transmite ese espíritu de superación, de luchar hasta el último momento hasta en las peores y más trágicas situaciones de la vida; la capacidad de enfrentarse a los que te han destruido la vida y finalmente el poder perdonar a pesar de todas las injusticias que se han cometido y poder ser feliz de nuevo. Es claramente una de las historias de superación personal más increíbles y maravillosas que he visto nunca.
    Lo más significativo de esta historia es, la traición entre “amigos”, el afán luchador del protagonista, la venganza y también el amor.
    Como bien dice una compañera por aquí, es una historia basada en hechos reales, porque existió el Conde de Montecristo; fue una historia basada en la vida de Jean Paul Bendit.
    Al igual que esta novela, también me gusta mucho la de “Los tres mosqueteros”, también escrita por Alejandro Dumas y la de “El hombre de la mascara de hierro”; en las que también se pueden apreciar la crueldad y la corrupción del poder.

    Mi enhorabuena a Ana María Navarrete por todas sus publicaciones; estoy encantada de haber conocido este blog.

    Saludos,
    Laura Torres Bernabéu. (Alumna UNIR).

    ResponderEliminar
  15. Sara Ropero Valenciano (UNIR)23 de abril de 2013, 8:58

    Cuando se nos plantea entrar en el blog para realizar una actividad de la Universidad, no sabía muy bien que me iba a encontrar. Mi sorpresa fue, que enseguida me enganchó. Ya que en él se habla de una de mis pasiones, la lectura. Lo empecé a leer y todas las entradas me parecían perfectas para comentar; pero finalmente llegué al “Conde de Montecristo”. Mi libro por excelencia. Y no tuve duda, hablaría de él.
    Recuerdo cómo llegó a mis manos… Somos 3 hermanos y una de las muchas cosas que nos une, es la lectura. Un verano mi hermano mayor, me lo recomendó. Yo tendría 15 o 16 años, y al verlo me asustó un poco, sería mi primer gran libro (en un primer lugar lo decía por el tamaño, finalmente lo diría por su contenido). Pero me cautivo, me emociono y me apasionó. Todavía recuerdo, como retrasaba mi hora de ir a la cama, porque no sabía en qué momento dejarlo, siempre estaban ocurriendo cosas…y decía “una página más y ya”; pero finalmente era el sueño el que me vencía y no mis ganas por saber cómo terminaba aquella aventura.
    En mi opinión, puede ser un gran libro para jóvenes. Es un ejemplo, de “ingenio, superación y perdón”, como describe Ana Mª. Es un libro, que puede motivar, para seguir leyendo. Para mí, es un gran libro.
    Para finalizar me gustaría agradecer la oportunidad que nos ha brindado mi profesora de Didáctica de la Literatura de conocer el blog y como no, a la autora del mismo, Ana Mª, por su constancia y por el amor a los libros, que se respira en cada una de las entradas que publica. ¡Gracias!
    Sara Ropero Valenciano (UNIR)

    ResponderEliminar
  16. Jorge Juan Vila Prieto28 de abril de 2013, 14:19

    En primer lugar quiero felicitar a la autora por este blog.

    En mi condición de profesor de Educación Primaria y Bachillerato, valoro mucho todas las iniciativas que animen al alumnado a leer y a participar de sus experiencias lectoras.

    Me ha llamado la atención la variada selección de obras, lo cual enriquece aún más si cabe la experiencia.

    En concreto quiero comentar El Conde de Montecristo, una de mis novelas favoritas.

    Mi experiencia con esta obra es algo diferente a la de la mayoría de los autores de los comentarios del blog. Distinta en el sentido de que la leí hace apenas unos meses. Si bien me gustó en su día Los tres mosqueteros, no me llegó a apasionar. Así las cosas, conociendo bien la historia, nunca encontraba el momento de leer El Conde. Pues por fin lo hice.

    La experiencia no pudo ser más apasionante, no ya sólo la historia, que lo es, sino la descripción de situaciones, de personajes, el lenguaje, todo me enganchó desde el primer momento.

    Creo que jamás se podrá reflejar con tanta belleza algunas de las pasiones humanas más fuertes, el amor, el sufrimiento, la pasión, pero sobre todo y por encima de todo, la venganza, porque no lo olvidemos ésta es una obra de venganza. Todos nos vengamos, todos somos un poco Condes en esta magnifica historia.

    Si bien el personaje de Edmundo Dantés nos acompañará siempre, quiero resaltar el del Abate Faria, el más conmovedor que he encontrado en mis últimos años de lectura.

    Como bien se comenta en el blog, los personajes son extremos, en su bondad o maldad, pero creo que esa es una de las grandes virtudes de esta obra, que, sin necesidad de huir de tópicos, en los que cae en alguna ocasión, nos mantiene apasionados a lo largo de todas las páginas.

    Sin embargo y con tristeza, tengo que compartir con algunos en que es una obra que, hoy por hoy, puede resultar algo densa para adolescentes. Si bien la historia es magnífica y engancha, el exceso de descripciones y la parsimonia de algunos pasajes entiendo que les puede resultar algo aburridas.

    Enhorabuena por el magnífico blog, del que espero ser partícipe en futuras ocasiones.


    ResponderEliminar
  17. En la etiqueta Historia del blog el cocodrilo azul me ha llamado la atención que haya libros, incluso cuentos que recreen los contextos históricos sociales del pasado ya que creo que es bueno para los más pequeños entender el origen de las cosas y para apreciar los avances que tenemos actualmente y que aprendan a valorar las cosas en su justa medida y sentido. Los cuentos para los más pequeños están bien pero me ha llamado poderosamente la atención que se incluya la presencia de grandes novelas como el “Conde de Montecristo” del maestro Dumas que describe perfectamente la sociedad de principios del XIX justo antes de las revueltas liberales de ese siglo que se dieron en Europa. Creo que es bueno introducir a los alumnos a estas novelas de entornos históricos porque se complementan muy bien con los libros que narran la historia de forma científica. Pero estas historias insertan a los lectores dentro del contexto histórico porque hacen vivir la realidad de unos personajes insertos en estos tiempos pasados.

    ADAN CALZADA.

    ResponderEliminar
  18. Juan Carlos Salinas López8 de septiembre de 2013, 4:04

    Felicidades y muchas gracias por este blog tan fantástico. Me ha permitido recordar, disfrutar e imaginar otros mundos que, posiblemente, cada uno construimos a nuestra manera.
    La obra de Dumas es una historia que recuerdo de bien pequeño y que me encanta. Es más, cada vez que hacen una versión televisada no puedo evitar dejar de verla. Creo que el personaje de Edmond Dantés es una figura que me apasiona e, incluso, me hubiese gustado vivir cuando era pequeño. Un hombre que es engañado por otras personas, de clase alta, que no tienen ningún reparo en acabar con la vida de un simple marinero a punto de ser capitán. Una vez es encerrado en un horrible lugar, la suerte gira de su lado y tiene la posibilidad de hacer justicia.
    Tengo la sensación que Dantés es un héroe popular. De aquellos que consiguen acabar con la poca honradez de un colectivo afortunado por su posición y que hoy en día serían héroes que tendrían mayores adeptos.
    Otro aspecto interesante que tiene la obra es la duda que le aparece a Dantés por las consecuencias que supone su venganza. Pienso que esto puede ser una manera de enseñar que el fin no justifica los medios, aunque vuelvo a ratificarme: ¡cómo nos gusta que los malvados paguen por sus pecados! ¿Será cosa del género masculino o esa una cuestión de personas? En cualquier caso, la obra de Dumas sí da pie al replanteamiento de una decisión, a priori firme, sobre la venganza y la violencia. Personalmente, hoy por hoy no sería Edmond Dantés y me entristece pensar que alguien pueda llegar a esos niveles de odio. Aunque, por otro lado, son tantas las cosas desagradables u horribles que puede sufrir el ser humano que ciertas reacciones si no justificables, sí son comprensibles ¿No crees?

    Hasta Pronto
    Juan Carlos

    ResponderEliminar
  19. El conde de Montecristo, de Alejandro Dumas.
    .
    Parece ser que la historia se repite, injusticia, corrupción, caciquismo...son historias estas que siempre han existido (lo vemos en la obra de Alejandro Dumas y en otras muchas más).Desconozco si en siglos pasados eran inmunes a esta injusticias, pero nosotros parece que somos inmunes a ellas, ya que dejan de ser noticia rápidamente ( hasta que en los medios no se vuelva a hablar de ellos ¿Quién se acuerda de Urdangarín, Bárcenas, Troitiño, Galindo…?.

    Mucha información, muy malas noticias, pero todas ellas como la fuerza de una botella de champán, al principio tienen mucha fuerza y consigue sacar el corcho para después perder ese ímpetu.

    Lo voluminoso del ejemplar puede llevar a que nuestros jóvenes no lleguen ni siquiera a plantearse leerlo, pero aquí tenemos mucho que decir nosotros como docentes, somos nosotros, entre otros, quienes tenemos que inocular cierto gusto por la lectura. Trabajemos la lectura en nuestros alumnos y llegarán a leer este libro u otro.

    Que leer el Conde de Montecristo no sea algo improbable, impensable…eso es lo que más me llama la atención a la hora de haber elegido esta entrada en el blog. Esto es gusto por la lectura.

    Interesante ser guía de estas esponjas, con cierto gusto podremos inculcar el gusto por la lectura. No lo conseguiremos con todos (más vale, no queremos sumisión o imposición), pero si conseguimos que a parte de las NNTT cojan un papel y lo lean por gusto, suficiente…

    Saludos
    Josu

    ResponderEliminar
  20. Me ha llamado mucho la atención el post del 6 de febrero de 2012 por que el título me ha hecho recordar mis experiencias con la lectura de aventuras “El conde de Montecristo” y parece que esas experiencias no me han dejado desde su origen.
    Ahora, son las novelas de aventuras las que me aguardan en las tardes de verano, demasiados veranos sí, pero siempre rebuscando en ellas esos personajes tan parecidos a la novela que me hizo notar, sin esfuerzo, la oscuridad y el frío de las celdas sin nunca haberlas conocido. Me ha gustado mucho leer “el 24 de febrero de 1815…”, es de agradecer y así lo transmito.
    Aunque Ana María Navarrete comente que la literatura juvenil actual no tiene esos cánones, si que creo que los jóvenes se sienten identificados, porque en la novela, se plantean valores y reglas que no desaparecerán fácilmente, ya que es una historia humana con muchos de los elementos que tristemente siempre estarán cerca, pero que conocerlos desde esta novela, expresados con tal brillantez, nos permite reconocerlos más fácilmente en cualquier época, como la actual ¿no creéis?: venganza, injusticia, crítica social y poder corrupto ante ingenio, superación y el perdón tan necesario y siempre silencioso.
    Ver es pensar, entonces leer nos hace ver.

    Ana, gracias por dejarnos leer.

    ResponderEliminar
  21. “El Conde de Montecristo” fue la primera novela que leí con 11 años.
    Me apasionó el personaje protagonista: su paciencia, su esfuerzo, su capacidad de lucha y de superación. Es una obra donde están presentes valores tan enraizados en el ser humano como el amor, la justicia, la envidia, la venganza y el perdón.
    Esta novela la volví a releer con 20 años y no me defraudó, la esencia del personaje me siguió cautivando.
    Hace unos años estudiando psicología trabajé el concepto resiliencia. La resiliencia se refiere a la capacidad de los seres humanos para sobreponerse a las adversidades como un trauma o dolor emocional. Lo interesante del término radica en que el sujeto al superar los obstáculos no vuelve a su estado original sino que sale fortalecido. Ahora es una persona con mayor entereza y con mayor equilibrio emocional. La persona resiliente cree que puede superar los obstáculos de manera exitosa sin pensar en la derrota.
    Para mí el personaje del Conde de Montecristo representa este tipo de persona resiliente.

    ResponderEliminar
  22. El Conde de Montecristo es uno de los primeros libros que recuerdo haber leído al terminar la primaria. Lo tengo asociado con la biblioteca del colegio y el placer de poder leer libros de “mayores”. Esa biblioteca era modesta comparada con los recursos que disponen los colegios hoy en día. Sin embargo cumplía una función fundamental: acercar a los niños los libros que no tienen habitualmente a su alcance.
    El maestro tiene un papel importante como mediador, recomendando lecturas e incitando a leer. Proponer libros atractivos y de calidad a los alumnos requiere cualidades humanas para comprender las preocupaciones e intereses individuales y también disponer de un “catalogo” de obras a las que poder recurrir según las circunstancias.

    Muchas gracias Señora Navarrete por poner a nuestra disposición su experiencia y esa maravillosa selección de libros que nos permite enriquecer nuestros conocimientos.

    Cécile de la Porte des Vaux

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, me llamo Antonio y soy alumno de la unir.

      Haciéndome eco de la invitación que haces, Ana Navarrete, a viajar con El Conde de Montecristo, con Alejandro Dumas y por su puesto con Edmundo Dantes, me han venido a la cabeza las sensaciones y experiencias vividas la primera vez que vi una película de tantas versiones realizadas de esta novela. Era muy joven y la vi en compañía de mi padre. Más adelante, y con más uso de razón, leí la novela y posteriormente volví a ver la película, y más adelante volví a leerla otra vez y volver a ver otra película y aun a día de hoy no puedo dejar de verla cuando la veo anunciada en algún canal de televisión.

      Es una de las novelas de aventuras que más me ha gustado. Siempre te tiene expectante y no puedes parar de leer. Y al margen de esto, que no es ni más ni menos que lo que se espera de una novela de aventuras, tenemos que destacar la fuerza con la que Edmundo se enfrenta a esta nueva situación. Una situación en la que florecen sentimientos y valores que hacen despertar lo más interno del espectador y a su vez nos hace ponernos en su situación y pensar de qué manera actuaríamos nosotros.

      Esta es una novela que nos enseña a desarrollar situaciones como la venganza, el rencor, el odio, pero también, nos enseña el coraje, el compañerismo, la amistad, la esperanza y el honor; Quien no ha soñado alguna vez con la historia de El Conde de Montecristo y se ha puesto en su lugar.

      Como ya he dicho es una novela de aventuras, que puede pasar por un thriller o incluso por una de amor y/o desencuentro o incluso por una mezcla de todas ellas, aunque a pesar de ello, no deja de ser una de las mejores aventuras escritas (para mi).

      Eliminar
    2. Silvia García Valenzuela21 de abril de 2014, 8:19

      Buenas tardes.

      Para mí El Conde de Montecristo es una de las mejores novelas de todos los tiempos, en ella tienen lugar la superación, el miedo, el esfuerzo, la constancia y más elementos, todos ellos presentes en nuestras vidas diarias y cotidianas. Si bien, las situaciones no son exactamente las mismas, ¿quién en su vida no ha tenido situaciones de injusticia similares?.
      Además, no estoy de acuerdo en que no sea una lectura para jóvenes, ¿acaso ellos no sufren injusticias, envidias, miedos? Tal vez no sea el mejor modelo a seguir ya que todos los esfuerzos de superación se basan en la venganza pero no deja de ser un modelo en cuanto que (independientemente del objetivo) si uno se propone algo lo puede conseguir, en fin un ejemplo de superación.

      Tal vez no sea la mejor literatura que se pueda leer, pero seguro que no deja indiferente a nadie.

      Eliminar
  23. Alberto Aparicio (alumno UNIR)4 de noviembre de 2014, 3:42

    Esta novela es fascinante, una de las mejores que he leído. Una novela que trata la venganza, la justicia y el perdón. Es muy interesante el retrato socio-político de la época. Las distintas tramas como la trama de envidia y traición por parte de los que Edmond (personaje principal) creía amigos suyos, la desesperación y la instrucción en el castillo de If, la venganza personal que llega a durar diez años y la redención al ver que la venganza era más complicada de lo que en un principio creía. Una novela de aventuras que recomiendo a todas y todos, es una lectura imprescindible.

    Supongo que me gustan las novelas de aventuras y “El Conde de Montecristo” es la mejor que he leído. También hay momentos en los que parece una novela de amor, un thriller o de suspense. Una novela completa que me encanta.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  24. hola ( alumna de la unir).
    todavía recuerdo cuando me leí este libro. todas las sensaciones que descubrí en él. Todos los sentimientos que experimenté leyéndolo.Yo tenía 18 años.Y aun hoy en día me acuerdo de la tristeza que sentí cuando leía todo las desgracias que le ocurrían a Edmond. No entendía por qué le pasaban, qué había hecho él?. Fue todo un descubrimiento experimentar las injusticias a través de un libro.
    El desarrollo lo viví como algo apasionado, la trama, la intriga. Y cuando llegó el final sentí pena de haberlo terminado y tener que decir adiós a todos los personajes.
    Recomiendo este libro a todos los jóvenes y a todos los adultos. Es una maravillosa, una de estas que te engancha desde el primer capítulo, toda una aventura.

    ResponderEliminar
  25. Hola, buenos días.

    Cuándo entré en este blog, no tenía conocimiento de qué sería, tenía una idea clara, que estaría encaminado hacía la educación. Tras echar una ojeada al blog, he visto que, la autora, intenta dejar huella de su paso por el mundo, ayudar y compartir conocimiento con los cientos de personas que pasan por aquí.

    Después de ver los diferentes apartados de historia, uno llamó mi atención y decidí entrar. Cuando leí el título del apartado, recordé lo que me gusta la película del Conde Montecristo y, como tenía que elegir un apartado y comentar me decidí por este.

    Recuerdo la primera vez que vi la película, al día siguiente tenía que madrugar pero no me importó, me enganchó y me encantó. Al siguiente día me puse a buscar información en internet y vi que existía un libro. La película me gustó tanto que decidí comprarlo y leerlo. Todavía y después de verla muchas veces cuándo la anuncian en televisión, intento hacer todo lo posible para verla, me gusta la inteligencia y la capacidad de derrotar a las adversidades del protagonista.

    En conclusión, es una historia que engancha y que te hace querer revivirla siempre que se presenta la oportunidad, tanto visual como narrativamente.

    Cristian Morales González alumno de UNIR.

    ResponderEliminar
  26. Hola a tod@s:
    El cocodrilo azul es un blog maravilloso que gracias a las profesoras de la UNIR muchos de nosotros hemos descubierto. Concretamente este apartado de historia es muy interesante, he descubierto muchas cosas que desconocía.
    La primera vez que leí El Conde de Montecristo, no recuerdo muy bien la edad exacta que tenía, creo que unos dieciséis años. Me fascinó la trama, los personajes, ¡todo!, es una de mis novelas preferidas, mezcla de aventuras e historia, y que además está inspirada en unas memorias que narran la historia de François Picaud. Todavía recuerdo las sensaciones que me produjo leer El Conde de Montecristo, la tensión y emoción, cuando Edmondo Dantés preparaba la venganza contra aquellos que tanto le hicieron sufrir. Ahora, al recordarlo, me apetece volver a leer esta fantástica novela, pues estoy segura de que me atrapará de la misma manera que aquella vez.

    Un saludo,

    Ana Sánchez Gorostiza

    ResponderEliminar
  27. Por medio de mi profesora de Literatura, he podido curiosear en este blog que desconocía hasta ahora. Me ha parecido una herramienta muy útil tanto para los docentes como para los alumnos ya que se puede utilizar como base de datos, para inspirarse a la hora de proponer actividades y sobre todo para decantarse, en un momento dado, por una determinada lectura.
    En cuanto he visto el post de "El Conde Montecristo", no he podido resistirme a escribir unas palabras para dejar huella. Es uno de los pocos libros que recuerdo de mi infancia, tendría unos 14 o 15 años cuando mi profesora de francés, Montse, me lo propuso. He reconocido en varias ocasiones, que fui uno de esos alumnos que leía por obligación y que no he disfrutado de la Literatura hasta más tarde. Sin embargo, no olvido esta novela de A. Dumas, pues me hizo estar en suspense, sentir por primera vez las ganas de querer seguir leyendo para saber qué sucedía después, sentir la injusticia, saborear la venganza y aprender a perdonar. ¿Cómo olvidarse de Edmon Dantes y la bella Mercedes?

    ResponderEliminar
  28. En cuanto he leído en una entrada “El Conde de MonteCristo” he sentido que debía comentar éste post. Fue uno de las primeras novelas que leí en mi adolescencia y recuerdo que me encantó por varias razones. La primera; que a pesar de ser un libro extenso con una lectura rica en detalles y descripciones, resulta ágil. Desde la primera página Dumas introduce numerosos personajes, cada uno con su importancia, ninguna conversación sobra o está de más. Eso es lo que lo hace interesante. La segunda; es que la calidad de la narración permite que puedas sentir, ponerte en la piel de Edmundo Dantés y entender todo la evolución interna que sufre el protagonista; como un chico humilde es traicionado, encerrado y movido por una sed de venganza contra aquellos que hicieron que se convirtiera en lo que es.
    En definitiva, es una maravillosa obra narrativa cuyo argumento atrapa desde el principio y que no deja indiferente a nadie.

    Un saludo y enhorabuena por el blog.
    S.A.V. (Alumna Unir)

    ResponderEliminar
  29. "El Conde de Montecristo" fue una de las primeras novelas que cayeron en mis manos. Mis padres no eran grandes lectores pero se esforzaron por que yo lo fuese, unas navidades me regalaron este libro, que seguro el librero les recomendó para mi edad, 12 años.

    Mi primera reacción fue dejarlo en la mesa durante meses, era enorme, como iba yo a leer semejante cosa. Pero el destino quiso que nos reencontrasemos un tiempo después. Cai enfermo durante el invierno, y estuve una semana sin ir a clase y encamado , así que empezé a leerlo y a disfrutarlo, pero la semana pasó, me recuperé y dejé a Edmundo y sus aventuras para mejor ocasión. Fui creciendo y muy poco a poco mi afición por la lectura fue aumentando, recuerdo a mi amigo Francisco y sobre todo a un profesor, Don Crespo, como mis grandes consejeros. Ellos me recomendaban libros que me fueron cautivando. Y no fue hasta el verano previo a la universidad cuando no recuerdo por qué tenía de nuevo entre mis manos El Conde de Montecristo, y esta vez sí, no pude parar de leerlo y disfrutar de esta hermosa historia de amor y justicia.

    Creo que es una gran novela para la adolescencia precisamente por tratar estos dos grandes temas. A esa edad los jovenes reclaman justicia, se enfrentan al mundo de los adultos y lo cuestionan, lo cuestionan desde su verdad, desde su visión recién llegada del mundo bello de la infancia, y ven con mucha claridad lo que no es justo. Y la adolescencia también es la etapa en la que despierta el amor. Así que me parece una novela perfecta para recomendar en esta etapa, pero por supuesto habiendo adquirido el hábito de la lectura durante los años anteriores.

    Un saludo y gracias por el trabajo en el blog

    Xavier Pereiro (Alumno UNIR)

    ResponderEliminar
  30. He decidido postear en esta entrada, ya que el Conde de Montecristo fue una de las obras que tuve que leer durante mi etapa como estudiante de secundaria, la cual a pesar de ser obligatoria me encantó.

    Opino que este libro tiene todo lo que se puede esperar de una gran obra. Uno de los aspectos a destacar es la intriga, característica que me fascina, la que me permite engancharme a un libro desde su principio. Situaciones como la detención, la etapa en la cárcel o la huída, se resuelven mediante la emoción, el suspense y sobre todo, bajo mi punto de vista, la creatividad. También en ella encontramos el valor del amor y lo que provoca en sus protagonistas, situaciones con mucha acción, grandes críticas sociales y también un cierto caos, aspectos que se reflejan perfectamente en el libro y también en la película gracias a unos fantásticos actores que consiguen mostrarnos la realidad de la historia.

    No sé si será la obra más adecuada para los alumnos de secundaria por el valor que se le da a la venganza como solución a los diferentes conflictos, pero sí lo podría ser en cuanto a hacer una crítica constructiva para la sociedad actual.

    Dario Cotelo(alumno UNIR)

    ResponderEliminar